Home Paseos
Mar 25
Sábado
Google

¿Quién está en linea?

Tenemos 32 invitados conectado(s)

Premios:

Web premiada con el Premio Internacional OX Calidad Web
Paseos - La Quebrada de los Higuerones PDF Imprimir E-mail
Indice del artículo
Paseos
La Ruta 16
Lagunas
Laguna de Castillos
La Quebrada de los Higuerones
Reserva de Biosfera de la Humanidad
Todas las páginas

 

LA QUEBRADA DE LOS HIGUERONES

Los higuerones que, contrariamente a lo que podría suponerse, no son higueras grandes, son árboles autóctonos de toda la América subtropical. Lo sorprendente de los que aparecen en la Laguna Negra, es la concentración en que se presentan sus gigantescos ejemplares, tomando en cuenta que nacen como planta epífita.

Una planta epífita no es parásita: en el ciclo reproductivo de estos árboles, los frutos son comidos por los pájaros que luego defecan sobre otros árboles y palmeras. Las semillas que encuentran el sustrato y la humedad necesarios, germinan sin parasitar al anfitrión. Las raíces de la joven planta crecen y bajan a lo largo del tronco hasta llegar al suelo donde, tras enraizar, se engrosan y se unen unas con otras formando el tronco, rodeando al que fue su soporte. Ya en el suelo, el higuerón no estrangula a la planta soporte, sino que compite con ella por el agua, los nutrientes y la luz.  

Es posible apreciar esta maravilla en el sendero de los higuerones, de la Colonia Don Bosco, que se encuentra sobre la ruta 16, a pocos kilómetros de Castillos. Allí pueden observarse añosos y colosales higuerones integrados al monte de quebrada, junto a enormes helechos y grandes ejemplares de aguay, tembetarí, chalchal, aruera, coronilla, palmas butiá y guayabo, entre otros. ¡Impresionante!

     

ROCHA: MISTERIOS Y ENCANTOS IRREPETIBLES

En Rocha, las prolongaciones de la Sierra de Carapé, dan lugar a multiplicidad de formas y relieves: desde sierras, cerros agrestes, y profundas y pedregosas quebradas, a tierras bajas e inundables, que conforman humedales y bañados. Pasan por una cadena de lagunas litorales y llegan a la costa atlántica en la que afloran como pintorescas puntas rocosas que se alternan con las extensas playas de finísimas y blancas arenas. Bordeando las playas, emana otra de las maravillas que hacen de Rocha un sitio irrepetible: la franja de dunas y médanos, entre las que se encuentra el Cerro de la Buena Vista.

Ese variado marco es acompañado por frágiles ecosistemas, con abundante flora y fauna que forman parte de lo que fue declarado por la UNESCO, Reserva de Biosfera Bañados del Este, y partes de ese territorio son áreas protegidas.

 

 



 

Home Paseos